Blog

Reto, superación personal y motivación

Reto, superación personal y motivación

En Coaching Personal trabajamos mucho con la definición de objetivos (y nuestros clientes suelen ver en ellos verdaderos retos a superar). La motivación es otro elemento que está presente (en mayor o menor medida) en el proceso que se pone en marcha una vez iniciado el camino del cambio.

El siguiente vídeo es un ejemplo de superación, motivación y de claridad en la definición del objetivo.

La deportista que lo protagoniza es Kayla Montgomery, a quien en octubre de 2010 le diagnosticaron esclerosis múltiple. A pesar de éste diagnóstico, la joven ha seguido entrenado, compitiendo, superando sus marcas, sus dolencias físicas, pero sobre todo superando sus temores. Es un gran ejemplo de definición de un objetivo alcanzable, de su correspondiente plan para alcanzarlo y una serie de valores que le acompañan para seguir disfrutando de algo que le apasiona, correr, correr y seguir corriendo.

 

Desde Coaching to Shine celebramos esos valores que le acompañan en su vida: determinación, perseverancia, planificación, etc.

Y tu, ¿Qué valores crees que tiene esta chica para llevar adelante su sueño?

¿Cuáles son los valores que tu necesitas para alcanzar el tuyo?

¿Crees que la determinación y la perseverancia son importantes para acercarte a tu objetivo?

¿Qué haces para mantener tu motivación?

 

¿Te amargas la vida? Aquí te decimos que puedes hacer diferente

¿Te amargas la vida? Aquí te decimos que puedes hacer diferente

Seguimos con los prácticos consejos para mejorar el bienestar general.

Este post está basado en un artículo muy concreto del diario Huffington Post en el que se presentó un libro el Libro “Dejar de amargarse la vida para ImPerfectas” (Planeta) de las autoras Lucía Taboada y Raquel Córcoles.

Las autoras en clave de humor analizan algunos aspectos que preocupan a las mujeres tales como: el amor, el físico, la salud, el trabajo y el future. Basadas en sus experiencias personales o cercanas y con apoyandose en libros de psicología proponen un plan de 21 días que incluye ejercicios mentales y físicos. El objetivo fundamental es lograr el punto intermedio entre la pluscuamImPerfecta que nos consideramos y la pluscuamperfecta que podríamos ser para otra persona. “La ImPerfecta es el punto a dónde tenemos que llegar para dejar de amargarnos”, explica Córcoles,

El libro se centra en 5 personajes a través de los cuales las autoras han desarrollado éste manual en clave humorística.

Entre los personajes se encuentra la ImPerfecta que todas llevamos dentro y que en el libro se define de la siguiente manera:

 

ImPerfecta. (Del lat. perfectus). adj. 1.Dícese de aquella mujer que quiere dejar de agobiarse, estresarse y ver negro lo que es blanco, pero a veces no puede y eso le genera más frustración. Es, como casi todas las mujeres, hiperactiva. Cuando está haciendo algo piensa que debería estar haciendo otra cosa y viceversa.

 

La ImPerfecta es para las autoras “una representación de todas”, y con este libro pretenden reivindicar la imperfección y entenderla como algo natural. “Nosotras creemos que nos imponemos y nos imponen una perfección y un ideal que no existe: tanto la sociedad, como los medios de comunicación, la publicidad, el trabajo e incluso nosotras mismas”, explica Lúcia Taboada.

“Si intentas alcanzar ese ideal, sólo puedes amargarte porque es físicamente imposible conseguirlo en todos los sentidos”, afirma Córcoles. Taboada enfatiza, también, que esas imperfecciones son “a la vez lo que nos hace especiales y nos distingue de los demás”, es decir hacen tambien a nuestra propia singularidad.

Imagen original amargarse la vida

Imagen extraída de The Huffington Post

 

Este camino en búsqueda del bienestar debe incluir el autoconocimiento y la aceptación de la Imperfección propia de cada un@ de nosotros. Eso no significa que no podamos acercarnos a ese ideal, aprovechándolo como un faro que nos guia en el camino, que nos da luz en vez de oscuridad.

En Coaching to Shine creemos en ésta forma de trabajo personal en el que: el conocimiento, la aceptación, la identificación de las emociones y la claridad hacia dónde la persona quiere dirigir sus esfuerzos, son los elementos fundamentales para iniciar el camino más adecuado y respetuoso de su crecimiento y desarrollo interior.

El triple filtro de Sócrates

El triple filtro de Sócrates

El triple filtro de Sócrates

 

Existe cierta historia sobre el filósofo griego que me gustaría compartir con ustedes ya que muestra algunos elementos a tener en cuenta sobre las cosas que decimos a otras personas y que incluso nos decimos a nosotros mismos:

 

Dicen que en una ocasión un conocido se encontró con Sócrates y le dijo:

 

– “¿Sabes lo que escuché acerca de tu discípulo?”

– “Espera un minuto -replicó Sócrates-, antes de decirme cualquier cosa, quisiera que pasaras un pequeño examen.

Es llamado el examen del “Triple filtro.” – “¿Triple filtro?”

– “Correcto”. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea tomar un momento y filtrar lo que vas a decir.

El primer filtro es el de la verdad:

“¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?”. – “No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y……..”
- “Bien, entonces realmente no sabes si es cierto o no”.

Ahora permíteme aplicar el segundo, el filtro de la bondad:

“¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi discipulo?” – “No, por el contrario………”

 

– “Entonces -continuó Sócrates-, tú deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea verdad. Aunque aún puede pasar el ultimo filtro”:

El filtro de la utilidad:

“¿Será útil para mi lo que vas a decirme de mi discipulo?” – “No, realmente no”.

“Bien -concluyó Sócrates-, ¿si lo que deseas decirme no es cierto ni bueno e incluso no es útil, por qué decírmelo?”.

 

Si pudiéramos aplicar el triple filtro cuando hablamos de terceras personas seguramente nos evitaríamos muchos disgustos, y podríamos contribuir a generar mayor bienestar entre quienes nos rodean.

El lenguaje corporal… y cómo pueden ayudarte 2 minutos

El lenguaje corporal… y cómo pueden ayudarte 2 minutos

Quiero compartir con ustedes un video muy interesante de TED Talks … Amy Cuddy desarrolla una idea inspiradora en el sentido de que brinda una pauta concreta que puedes poner en práctica para ir sumando a mejorar tu autoestima. Es una acción concreta que tiene su fundamento científico y que está validada con investigaciones de esta psicóloga social. Te invito a que te tomes 20 minutos para ver el siguiente vídeo y que me cuentes que tal te va poniendo en práctica lo que se plantea aquí:

Cuando me amé de verdad- Kim E. Alison McMillen

Cuando me amé de verdad- Kim E. Alison McMillen

Retomando un poco el tema de la semana pasada he querido compartir con vosotr@s un texto que a mí me gusta mucho. Pensemos un momento en ¿Cuántas veces nos mimamos?, ¿En qué medida nos miramos a nosotr@s mism@s con cariño y respeto?, ¿ Has aprendido a escuchar con atención lo que el cuerpo, el corazón y la mente te piden? El Coaching Personal te permite adentrarte en el camino del autoconocimiento, en volver a mirar lo que te rodea, y mirar-te para reconocer aquello que tienes en tu interior y lo que necesitas para alcanzar tu objetivo a tu manera, a tus ritmos, atendiendo a tus propias necesidades.

Aquí va el texto, espero que lo disfruten y al menos les haga pensar un poquito:

 

Cuando me Amé de Verdad de Kim E Alison McMillen

 CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Comprendí que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto… En la hora correcta… En el momento exacto… Entonces, me relajé…

Hoy se que eso tiene nombre: AUTOESTIMA

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Me di cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades.

Hoy se que eso es: AUTENTICIDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento.

Hoy a eso le llamo: MADUREZ

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Comencé a entender cómo es ofensivo forzar alguna situación o a alguien sólo para realizar mis deseos aún sabiendo que no es el momento o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.

Hoy se que el nombre a esto es: RESPETO

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable. Personas, tareas, todo, y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razón me llamó la atención acerca de esa actitud de egoísmo.

Hoy se que se llama: AMOR PROPIO

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes Planes. Abandono proyectos a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.

Hoy se que eso es: SIMPLICIDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Desistí de querer tener siempre la razón y con eso cometí menos errores.

Hoy descubrí la: HUMILDAD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora,
me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre. Hoy vivo, un día a la vez..

Eso es: PLENITUD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD…

Entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazón, se torna una enorme y valiosa aliada.

Todo eso es: SABER VIVIR

 

El diálogo interior

El diálogo interior

¿Qué es el diálogo interior?

El diálogo interior es todo aquello que se nos cruza por la cabeza, muchas veces en forma de pensamientos fugaces, ideas que nos surgen sobre nosotros mismos (o sobre situaciones y/o personas). Puede parecer, en un primer momento, que no retenemos esa información, pero por suerte o por desgracia, en nuestro cerebro se que quedan registradas tanto las emociones generadas por estos pensamientos, como los pensamientos en sí,  y  éstos se refuerzan constantemente con la repetición.

De ésta manera, cuando te encuentras realizando una tarea diferente que no controlas, que es nueva; o simplemente te equivocas y/o, no realizas una acción con la destreza que esperabas, y te dices a ti mism@ “pero que torpe soy” ó en las ocasiones en las que frente a una situación que has resuelto de una manera que no te ha dejado satisfech@ y le das vueltas a la cabeza pensando “siempre reaccionando de ésta manera, pero si es que eres muy tont@”. Esta información, éste mensaje que te lanzas a ti mism@ ayuda a construir tu autoconcepto y afecta directamente tu imagen personal, en lo profundo, aquello que crees que eres.

Read More

Valores, ¿Qué es lo importante para ti?

Valores, ¿Qué es lo importante para ti?

Hace tiempo que quería escribir esta entrada, le vengo dando vueltas a cómo transmitir la importancia de los valores; la importancia de tener claro y jerarquizado aquellos valores que para cada uno de nosotros como personas son elementales.

Permítanme aclarar que entiendo yo por valores. En coaching personal comprendemos a los valores como un sistema de creencias particulares y personales que tiene una persona en relación a aquello que le parece importante, esencial. Son aquellas creencias sobre lo que se considera justo o injusto, bueno o malo.

Nuestros valores son lo que es importante para nosotros, aquellas cosas que nos aportan satisfacción, y que si no nos acercamos a ellas, no podremos ser felices. Por lo anterior, creo que es fundamental de que nuestras acciones y comportamientos estén en armonía con nuestros valores, ya que esto nos genera la sensación de realización personal y nos acerca a la felicidad.

En el proceso de coaching personal, al ser un espacio de crecimiento personal y autodescubrimiento, generalmente se incluye un trabajo con los valores, ya que identificar y jerarquizar aquello que es esencial para cada persona permite tomar consciencia del aquí y ahora para identificar con mayor claridad el objetivo y los pasos a seguir para alcanzarlos. A la vez que permite también identificar los contra-valores, es decir aquello que no queremos para nada, aquello que nos aleja de la felicidad y que decidimos sentir lo menos posible en nuestro día a día.

 

Los valores pueden clasificarse en 4 categorías:

 

Los valores como medios: los valores como el dinero, las relaciones amorosas, el trabajo exitoso, no son estados emocionales en sí, sino que son medios para alcanzar otros estados emocionales.

Los valores como fin: son aquellos que generan motivación, son la materia emocional oculta de nuestros objetivos. Son aquellas motivaciones ocultas que nos mueven hacia querer determinadas cosas.

 Los valores como acercamiento: son los valores que afirman lo positivo, generan estados o experiencias que esperamos, nos brindarán placer.

 Los valores como alejamiento: son los valores que no deseamos para nosotros, no deseamos que se manifiesten en nuestra vida y representan situaciones que deseamos evitar.

También quiero destacar que la escala de valores que hoy podemos definir cada uno de nosotros no necesariamente será la misma que hemos tenido hace unos años, y que también en un tiempo futuro puede cambiar. Los valores van evolucionando a media que pasan los años, que crecemos y aprendemos, que cambian nuestras circunstancias vitales, etc. Lo fundamental aquí es identificar aquello en este momento presente nos acerca a la felicidad, aquello a lo que NO ESTAMOS DISPUESTOS A RENUNCIAR.  Ya que conociendo con claridad esto, podemos saber que acciones o situaciones cotidianas vivimos que nos acercan o alejan de eso que es fundamental para cada uno de nosotros, aumentando también nuestro margen de libertad. Libertad para elegir qué queremos hacer y para qué lo hacemos.

 

Aquí les dejo algunos valores a modo de ejemplo:

Libertad

Amor

Honetidad

Familia

Independencia

Fraternidad

Compromiso

Placer

Dialogo

Orgullo

Liderazgo

Respeto

Generosidad

Tolerancia

Valentía

Salud

Compañerismo

Justicia, etc.

 

Y tú ¿te has preguntado alguna vez qué es lo importante para ti?,  ¿A qué no estás dispuesto a renunciar?

Si eres consciente de tu valores, ¿qué haces diariamente para honrar tu valores?,  ¿Para acercarte a ellos?.

Prioridades en la vida

Prioridades en la vida

En Coaching de Imagen Personal es fundamental identificar lo que es importante para cada una de las personas con las que trabajamos. Lo importante para cada uno de nosotros es diferente, por esto te propongo leer la siguiente metáfora que te permitirá pensar en qué es lo importante para ti, en cuáles son tus prioridades en la vida.

Un profesor delante de su clase de Filosofía sin decir palabra tomo un frasco grande y vacío de cristal y colocó 3 grandes piedras. Luego le preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si. Así que el profesor tomo una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las piedras. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno,  ellos volvieron a decir que si. Luego… el profesor tomo una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena lleno todos los espacios vacíos, así que el profesor pregunto nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un ‘si’ unánime. El profesor enseguida agrego 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena.

Los estudiantes reían en esta ocasión..
Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo: 
 
‘QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA LA VIDA’. Las piedras son las cosas importantes, como la familia, los hijos, la salud, los amigos, todo lo que te apasiona. Son cosas, que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo éstas quedaran, nuestras vidas aún  estarían  llenas.
Las canicas son las otras cosas que importan un poco menos, pero que aún así nos ayudan a sentirnos satisfechos.
La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.
Si ponemos la arena en el frasco primero, no habría espacio para las canicas ni para las piedras. Lo mismo ocurre con la vida.
Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes. Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.  Juega con tus hijos, tomate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua. Ocúpate de las piedras primero, de las cosas que realmente importan. Establece tus prioridades, el resto es solo arena..
Uno de los estudiantes levantó la mano y pregunto que representaba el café.
El profesor sonrió y dijo:
“Que bueno que lo preguntas… Sólo es para demostrarles, que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”.

Cuando se inicia un proceso de Coaching de Imagen Personal es fundamental iniciar un proceso de exploración personal que le brinde información al cliente sobre si mismo. El autoconocimiento es la base para realizar un cambio en la Imagen Personal y es por donde comenzamos. Esto permite a la persona conocerse mejor, identificar sus puntos fuertes y puntos débiles y definir claramente qué quiere mostrar de sí mismo y a estar feliz con ello.

Y tu, ¿Tienes claras tus prioridades en la vida? ¿Qué haces para acercarte a ellas? ¿Podrías hacer algo más?

¿Como vives tu tiempo?

¿Como vives tu tiempo?

Sentir que haces un uso responsable del tiempo y que organizas de manera optima tus actividades cotidianas puede ser una buena forma de comenzar a sentirte mejor contigo mismo. Es por ello que te propongo tomar consciencia de cómo estás organizando las actividades que tienes día a día y si te apetece cambiar alguna cosa, te pongas manos a la obra. Esto puede servirte para sentir que aprovechas más el tiempo o simplemente para sentirte mejor con la organización del tiempo que tu decides hacer cotidianamente. En Coaching Personal una de las principales cuestiones que se plantean los clientes es la posibilidad de utilizar mejor el tiempo, organizarse mejor para que las horas les cundan más. Es por eso que este post acerca algunas estrategias que pueden ayudarte a mejorar el uso que haces de tu tiempo.

En Coaching Personal solemos utilizar lo que llamamos preguntas poderosas, son aquellas preguntas que uno normalmente no se hace y que pueden ayudarte a tomar consciencia del proceso que quieres cambiar. Entre estas preguntas podemos considerar ¿Cómo sacas el mejor partido al tiempo que dedicas a cada cosa? ¿Qué crees que podrías hacer diferente?, ¿Para qué quieres sacar más partido del tiempo?, ¿Qué es para ti sacar más partido al tiempo?

La estrategia que yo utilizo para sentirme bien con el uso que hago de mi tiempo es la siguiente:

Identifica claramente que quieres lograr en relación al tiempo (puede ser organizar mejor la semana, gestionar mejor los imprevistos, tener más tiempo para ti, etc.).

Intenta identificar ¿Para qué quieres eso? El tomar consciencia del para qué suele ser muy interesante ya que generalmente pensamos en el porqué… y son cosas distintas.

Analiza en profundidad cómo estas organizando tu tiempo, lo que dedicas a cada tarea, etc.

Planifica, la organización del tiempo permite tener una visión global del día y puede ayudarte a centrarte en actividades concretas evitando la dispersión.

Comienza con aquellas tareas que son las más importantes y que más pereza te den, cuando te las quites de en medio sentirás alivio para encarar el resto de actividades.

Continúa con las actividades o tareas que más disfrutes ya que el tiempo pasará más fluidamente y compensarás el esfuerzo de haber sacado lo importante antes.

La planificación está muy bien si además le añades los imprevistos que puedan surgir. Contar con acontecimientos diarios que pueden hacerte cambiar la planificación te permitirá tener flexibilidad y poder volver luego a la tarea que estabas realizando.

Aprender a gestionar el estrés es algo muy importante ya que surge planifiquemos o no. El agobio por lo que haces o dejas de hacer suele generar emociones complicadas que pueden obstaculizar aún más tu organización. Identificar claramente las emociones que te surgen tanto de las actividades que realizas, como del tiempo que te lleva hacerlas, ya que mientras más disfrutes de lo que haces mejor se te pasará el tiempo.

Presta atención a las distracciones que se presentan… si trabajas con ordenadores, seguro seguro sabes de lo que estoy hablando… te sientas y lo primero que abres en el explorador son tus redes sociales y el correo electrónico (o los chequeas desde el móvil)… y cuando te quieres dar cuenta te has pasado unos 40 minutos viendo fotos, leyendo comentarios y dando al “Like” de familiares, amigos y conocidos. Si tu trabajo no es con ordenadores ni pantallas puedes también tener otro tipo de distracciones y son TODAS aquellas cosas que (no son urgentes ni muy importantes) pero que se te aparecen en la cabeza y crees que las tienes que hacer para no olvidarlas… conclusión: has pasado 2-3 horas ordenando la ropa de invierno cuando lo que tenías que hacer era otra cosa.

10º La esclavitud del teléfono… creo que no todos somos conscientes del tiempo que dedicamos diariamente a ver la pantalla del teléfono móvil. Intenta disfrutar más de lo que sucede a tu alrededor ya que las maravillas del mundo no se ven a través del móvil.

Les dejo esta perla de vídeo que seguro ilustra mejor que mis palabras lo que quiero expresar:

 

11º Aprende a premiar tu propio esfuerzo personal. Muchas veces lo que hacemos es castigarnos sin piedad por todo aquello que no nos ha dado tiempo a terminar infravalorando lo que sí hemos conseguido hacer. Ponte metas alcanzables y recompensa tu esfuerzo y lo que logras hacer día a día.

12º Muy relacionado con lo anterior, intenta no castigarte por las cosas que salieron mal. Muchas veces nos machacamos a nosotras mismas por las cosas que no salieron o salieron diferente de cómo pensamos que saldrían. Te propongo que en vez de regañarte con pensamientos poco estimulantes del tipo “siempre lo mismo”, “tu nunca haces nada bien”, “como se te ocurre que esto valía la pena” etc., reconozcas que lo que sea que te habías propuesto no salió como esperabas o cometiste algún error, o lo que sea. Pero en vez de regañarte a ti misma, tómate un tiempo para analizar qué fue lo que sucedió, que cosas podrías haber hecho distintas y en qué puedes mejorar para hacerlo mejor la próxima vez. Esto te proporcionará aprendizaje, autoconocimiento, y hablarte a ti misma de otra manera te ayudará a mantener una autoestima sana.

 13º Saca un tiempo específico para ti, para mimarte, hacer algo que te guste, que te ilusione, te relaje o simplemente te conecte con esa parte tuya que no escuchas tan a menudo como quisieras. No hace falta que tengas 4 o 5 horas… con que puedas tener algunas horas a la semana (para salir a correr, hacer algún curso o taller, o salir y juntarte con amigas y amigos o familiares) y que ese tiempo puedas simplemente disfrutar sin los agobios del reloj.

Y ya sabes que si te apetece ponerte en acción para el cambio, puedes contar con el apoyo y ayuda de un profesional del Coaching Personal.

 

12 Actividades para la felicidad

12 Actividades para la felicidad

En el post anterior estuvimos aproximándonos al bienestar… a aquello que cada un@ de nosotr@s considera bienestar.

Creo que cuando se habla de bienestar también se habla de felicidad, es decir de aquellas cosas que nos hacen felices o que ayudan a sentir felicidad. Desde hace varios años la Psicología Positiva viene estudiando la felicidad. Esta escuela psicológica ha puesto su mirada no tanto en la enfermedad o los trastornos mentales, sino que se ha abocado al análisis y estudio de aquellos elementos comunes que tienen las personas sanas.

Entre los múltiples textos que se han publicado, he escogido hablaros del libro “La ciencia de la felicidad. Un método probado para conseguir el bienestar” de la profesora Sonya Lyubomirsky. En éste libro se intentan dan respuestas a las preguntas ¿Qué nos hace ser felices? ¿Se puede ser más feliz?. De los más de 20 años de experiencias científicas, Lyubomirsky propone doce actividades para aumentar la felicidad. Ustedes se preguntarán si es necesario hacer todas las actividades, la respuesta es no, en el libro se facilitan una serie de herramientas para identificar las actividades que más entusiasmen a cada una de las personas, ya que algunas te podrían parecer aburridas o tediosas de hacer, con lo que no ayudarían para lo que están pensadas, que es ayudarte a ser más feliz.

La busqueda de la felicidad es algo que suele atravesar la vida de las personas de manera constante, y para transitar ese camino en ocasiones necesitamos de otros que nos ayuden. En coaching personal una de las preocupaciones frecuentes que se suelen trabajar con los clientes es la satisfacción o el bienestar con la rutina laboral, o social, de forma tal que al identificar las situaciones que generan malestar , lo que se intenta es proponer vías de acción para solucionarlas.

 

Aquí van las 12 actividades, algunas son de mucho sentido común y probablemente ya sepas que practicarlas te acerquen al bienestar:

  1. Expresar gratitud
  2. Cultivar el optimismo
  3. Evita darle muchas vueltas a las cosas, pensar demasiado.
  4. Ser amable.
  5. Cuidar tus relaciones sociales.
  6. Prepara estrategias para poder con todo, para afrontar las situaciones que pueden parecer negativas.
  7. Aprende a perdonar
  8. Aumenta el fluir.
  9. Disfruta de las alegrías de la vida.
  10. Asume un compromiso con tus objetivos.
  11. Practica la religión y/o la espiritualidad.
  12. Cuida tu cuerpo.

 

Desde Coaching to Shine creemos que lo importante es identificar claramente cuáles son las acciones concretas que puedes realizar para ser más feliz y y buscar las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué necesito para ser más feliz?, ¿Qué estoy dispuesto a hacer hoy para alcanzar mi felicidad?, ¿Qué tengo yo –ejemplo, capacidad de trabajo, constancia, inquietud, curiosidad, et- que puede ayudarme a ser más feliz? Y con esta información ponerte en ACCIÓN!

 

Basado en el artículo “12 cosas que la gente feliz hace y porqué empecé a hacerlas yo” de Jacob Stokol.