El triple filtro de Sócrates

El triple filtro de Sócrates

El triple filtro de Sócrates

El triple filtro de Sócrates

 

Existe cierta historia sobre el filósofo griego que me gustaría compartir con ustedes ya que muestra algunos elementos a tener en cuenta sobre las cosas que decimos a otras personas y que incluso nos decimos a nosotros mismos:

 

Dicen que en una ocasión un conocido se encontró con Sócrates y le dijo:

 

– “¿Sabes lo que escuché acerca de tu discípulo?”

– “Espera un minuto -replicó Sócrates-, antes de decirme cualquier cosa, quisiera que pasaras un pequeño examen.

Es llamado el examen del “Triple filtro.” – “¿Triple filtro?”

– “Correcto”. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea tomar un momento y filtrar lo que vas a decir.

El primer filtro es el de la verdad:

“¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?”. – “No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y……..”
- “Bien, entonces realmente no sabes si es cierto o no”.

Ahora permíteme aplicar el segundo, el filtro de la bondad:

“¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi discipulo?” – “No, por el contrario………”

 

– “Entonces -continuó Sócrates-, tú deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea verdad. Aunque aún puede pasar el ultimo filtro”:

El filtro de la utilidad:

“¿Será útil para mi lo que vas a decirme de mi discipulo?” – “No, realmente no”.

“Bien -concluyó Sócrates-, ¿si lo que deseas decirme no es cierto ni bueno e incluso no es útil, por qué decírmelo?”.

 

Si pudiéramos aplicar el triple filtro cuando hablamos de terceras personas seguramente nos evitaríamos muchos disgustos, y podríamos contribuir a generar mayor bienestar entre quienes nos rodean.

About the Author

1 Comment

  • Pingback: Revoltijo de links #4 - Habitación Lavanda

Leave a Reply