Blog :

Prioridades en la vida

Prioridades en la vida

En Coaching de Imagen Personal es fundamental identificar lo que es importante para cada una de las personas con las que trabajamos. Lo importante para cada uno de nosotros es diferente, por esto te propongo leer la siguiente metáfora que te permitirá pensar en qué es lo importante para ti, en cuáles son tus prioridades en la vida.

Un profesor delante de su clase de Filosofía sin decir palabra tomo un frasco grande y vacío de cristal y colocó 3 grandes piedras. Luego le preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si. Así que el profesor tomo una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las piedras. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno,  ellos volvieron a decir que si. Luego… el profesor tomo una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena lleno todos los espacios vacíos, así que el profesor pregunto nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un ‘si’ unánime. El profesor enseguida agrego 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena.

Los estudiantes reían en esta ocasión..
Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo: 
 
‘QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA LA VIDA’. Las piedras son las cosas importantes, como la familia, los hijos, la salud, los amigos, todo lo que te apasiona. Son cosas, que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo éstas quedaran, nuestras vidas aún  estarían  llenas.
Las canicas son las otras cosas que importan un poco menos, pero que aún así nos ayudan a sentirnos satisfechos.
La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.
Si ponemos la arena en el frasco primero, no habría espacio para las canicas ni para las piedras. Lo mismo ocurre con la vida.
Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes. Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.  Juega con tus hijos, tomate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua. Ocúpate de las piedras primero, de las cosas que realmente importan. Establece tus prioridades, el resto es solo arena..
Uno de los estudiantes levantó la mano y pregunto que representaba el café.
El profesor sonrió y dijo:
“Que bueno que lo preguntas… Sólo es para demostrarles, que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”.

Cuando se inicia un proceso de Coaching de Imagen Personal es fundamental iniciar un proceso de exploración personal que le brinde información al cliente sobre si mismo. El autoconocimiento es la base para realizar un cambio en la Imagen Personal y es por donde comenzamos. Esto permite a la persona conocerse mejor, identificar sus puntos fuertes y puntos débiles y definir claramente qué quiere mostrar de sí mismo y a estar feliz con ello.

Y tu, ¿Tienes claras tus prioridades en la vida? ¿Qué haces para acercarte a ellas? ¿Podrías hacer algo más?

¿Como vives tu tiempo?

¿Como vives tu tiempo?

Sentir que haces un uso responsable del tiempo y que organizas de manera optima tus actividades cotidianas puede ser una buena forma de comenzar a sentirte mejor contigo mismo. Es por ello que te propongo tomar consciencia de cómo estás organizando las actividades que tienes día a día y si te apetece cambiar alguna cosa, te pongas manos a la obra. Esto puede servirte para sentir que aprovechas más el tiempo o simplemente para sentirte mejor con la organización del tiempo que tu decides hacer cotidianamente. En Coaching Personal una de las principales cuestiones que se plantean los clientes es la posibilidad de utilizar mejor el tiempo, organizarse mejor para que las horas les cundan más. Es por eso que este post acerca algunas estrategias que pueden ayudarte a mejorar el uso que haces de tu tiempo.

En Coaching Personal solemos utilizar lo que llamamos preguntas poderosas, son aquellas preguntas que uno normalmente no se hace y que pueden ayudarte a tomar consciencia del proceso que quieres cambiar. Entre estas preguntas podemos considerar ¿Cómo sacas el mejor partido al tiempo que dedicas a cada cosa? ¿Qué crees que podrías hacer diferente?, ¿Para qué quieres sacar más partido del tiempo?, ¿Qué es para ti sacar más partido al tiempo?

La estrategia que yo utilizo para sentirme bien con el uso que hago de mi tiempo es la siguiente:

Identifica claramente que quieres lograr en relación al tiempo (puede ser organizar mejor la semana, gestionar mejor los imprevistos, tener más tiempo para ti, etc.).

Intenta identificar ¿Para qué quieres eso? El tomar consciencia del para qué suele ser muy interesante ya que generalmente pensamos en el porqué… y son cosas distintas.

Analiza en profundidad cómo estas organizando tu tiempo, lo que dedicas a cada tarea, etc.

Planifica, la organización del tiempo permite tener una visión global del día y puede ayudarte a centrarte en actividades concretas evitando la dispersión.

Comienza con aquellas tareas que son las más importantes y que más pereza te den, cuando te las quites de en medio sentirás alivio para encarar el resto de actividades.

Continúa con las actividades o tareas que más disfrutes ya que el tiempo pasará más fluidamente y compensarás el esfuerzo de haber sacado lo importante antes.

La planificación está muy bien si además le añades los imprevistos que puedan surgir. Contar con acontecimientos diarios que pueden hacerte cambiar la planificación te permitirá tener flexibilidad y poder volver luego a la tarea que estabas realizando.

Aprender a gestionar el estrés es algo muy importante ya que surge planifiquemos o no. El agobio por lo que haces o dejas de hacer suele generar emociones complicadas que pueden obstaculizar aún más tu organización. Identificar claramente las emociones que te surgen tanto de las actividades que realizas, como del tiempo que te lleva hacerlas, ya que mientras más disfrutes de lo que haces mejor se te pasará el tiempo.

Presta atención a las distracciones que se presentan… si trabajas con ordenadores, seguro seguro sabes de lo que estoy hablando… te sientas y lo primero que abres en el explorador son tus redes sociales y el correo electrónico (o los chequeas desde el móvil)… y cuando te quieres dar cuenta te has pasado unos 40 minutos viendo fotos, leyendo comentarios y dando al “Like” de familiares, amigos y conocidos. Si tu trabajo no es con ordenadores ni pantallas puedes también tener otro tipo de distracciones y son TODAS aquellas cosas que (no son urgentes ni muy importantes) pero que se te aparecen en la cabeza y crees que las tienes que hacer para no olvidarlas… conclusión: has pasado 2-3 horas ordenando la ropa de invierno cuando lo que tenías que hacer era otra cosa.

10º La esclavitud del teléfono… creo que no todos somos conscientes del tiempo que dedicamos diariamente a ver la pantalla del teléfono móvil. Intenta disfrutar más de lo que sucede a tu alrededor ya que las maravillas del mundo no se ven a través del móvil.

Les dejo esta perla de vídeo que seguro ilustra mejor que mis palabras lo que quiero expresar:

 

11º Aprende a premiar tu propio esfuerzo personal. Muchas veces lo que hacemos es castigarnos sin piedad por todo aquello que no nos ha dado tiempo a terminar infravalorando lo que sí hemos conseguido hacer. Ponte metas alcanzables y recompensa tu esfuerzo y lo que logras hacer día a día.

12º Muy relacionado con lo anterior, intenta no castigarte por las cosas que salieron mal. Muchas veces nos machacamos a nosotras mismas por las cosas que no salieron o salieron diferente de cómo pensamos que saldrían. Te propongo que en vez de regañarte con pensamientos poco estimulantes del tipo “siempre lo mismo”, “tu nunca haces nada bien”, “como se te ocurre que esto valía la pena” etc., reconozcas que lo que sea que te habías propuesto no salió como esperabas o cometiste algún error, o lo que sea. Pero en vez de regañarte a ti misma, tómate un tiempo para analizar qué fue lo que sucedió, que cosas podrías haber hecho distintas y en qué puedes mejorar para hacerlo mejor la próxima vez. Esto te proporcionará aprendizaje, autoconocimiento, y hablarte a ti misma de otra manera te ayudará a mantener una autoestima sana.

 13º Saca un tiempo específico para ti, para mimarte, hacer algo que te guste, que te ilusione, te relaje o simplemente te conecte con esa parte tuya que no escuchas tan a menudo como quisieras. No hace falta que tengas 4 o 5 horas… con que puedas tener algunas horas a la semana (para salir a correr, hacer algún curso o taller, o salir y juntarte con amigas y amigos o familiares) y que ese tiempo puedas simplemente disfrutar sin los agobios del reloj.

Y ya sabes que si te apetece ponerte en acción para el cambio, puedes contar con el apoyo y ayuda de un profesional del Coaching Personal.

 

12 Actividades para la felicidad

12 Actividades para la felicidad

En el post anterior estuvimos aproximándonos al bienestar… a aquello que cada un@ de nosotr@s considera bienestar.

Creo que cuando se habla de bienestar también se habla de felicidad, es decir de aquellas cosas que nos hacen felices o que ayudan a sentir felicidad. Desde hace varios años la Psicología Positiva viene estudiando la felicidad. Esta escuela psicológica ha puesto su mirada no tanto en la enfermedad o los trastornos mentales, sino que se ha abocado al análisis y estudio de aquellos elementos comunes que tienen las personas sanas.

Entre los múltiples textos que se han publicado, he escogido hablaros del libro “La ciencia de la felicidad. Un método probado para conseguir el bienestar” de la profesora Sonya Lyubomirsky. En éste libro se intentan dan respuestas a las preguntas ¿Qué nos hace ser felices? ¿Se puede ser más feliz?. De los más de 20 años de experiencias científicas, Lyubomirsky propone doce actividades para aumentar la felicidad. Ustedes se preguntarán si es necesario hacer todas las actividades, la respuesta es no, en el libro se facilitan una serie de herramientas para identificar las actividades que más entusiasmen a cada una de las personas, ya que algunas te podrían parecer aburridas o tediosas de hacer, con lo que no ayudarían para lo que están pensadas, que es ayudarte a ser más feliz.

La busqueda de la felicidad es algo que suele atravesar la vida de las personas de manera constante, y para transitar ese camino en ocasiones necesitamos de otros que nos ayuden. En coaching personal una de las preocupaciones frecuentes que se suelen trabajar con los clientes es la satisfacción o el bienestar con la rutina laboral, o social, de forma tal que al identificar las situaciones que generan malestar , lo que se intenta es proponer vías de acción para solucionarlas.

 

Aquí van las 12 actividades, algunas son de mucho sentido común y probablemente ya sepas que practicarlas te acerquen al bienestar:

  1. Expresar gratitud
  2. Cultivar el optimismo
  3. Evita darle muchas vueltas a las cosas, pensar demasiado.
  4. Ser amable.
  5. Cuidar tus relaciones sociales.
  6. Prepara estrategias para poder con todo, para afrontar las situaciones que pueden parecer negativas.
  7. Aprende a perdonar
  8. Aumenta el fluir.
  9. Disfruta de las alegrías de la vida.
  10. Asume un compromiso con tus objetivos.
  11. Practica la religión y/o la espiritualidad.
  12. Cuida tu cuerpo.

 

Desde Coaching to Shine creemos que lo importante es identificar claramente cuáles son las acciones concretas que puedes realizar para ser más feliz y y buscar las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué necesito para ser más feliz?, ¿Qué estoy dispuesto a hacer hoy para alcanzar mi felicidad?, ¿Qué tengo yo –ejemplo, capacidad de trabajo, constancia, inquietud, curiosidad, et- que puede ayudarme a ser más feliz? Y con esta información ponerte en ACCIÓN!

 

Basado en el artículo “12 cosas que la gente feliz hace y porqué empecé a hacerlas yo” de Jacob Stokol.